El gofio canario es un gran alimento para todos. Después de las papas y el mojo no podemos obviar el gofio, el producto más emblemático de la dieta canaria. Es un alimento hecho a base de cereales tostados y molidos que ya era conocido por los antiguos aborígenes de las Islas, los Guanches, que lo solían hacer de trigo y cebada. A principios del s. XVI se amplió la gama de cereales con la llegada del millo (maíz) de América y esta costumbre se ha conservado hasta nuestros días
El gofio canario de millo es probablemente el más usado, pero el de trigo que es de color más claro y textura más fina, se suele tomar con la leche en el desayuno.

Tiene un alto poder nutritivo y gran aporte energético, de hecho, fue un alimento básico para paliar el hambre en las islas en épocas pretéritas. Su sabor y color varían según el grano que se emplea, el grado de tueste y la sal que contenga, el aroma es seco y penetrante.
El gofio ocupa un lugar preferente en nuestras mesas ya sea en forma de pella o escaldón, que se puede tomar como aperitivo o acompañando platos principales, pero también podemos degustar postres de gofio en forma mousse, de helado e incluso de licor.

Gofio de Tenerife

No es fácil encontrar gofio en la península, ya que es un alimento netamente canario, por eso cuando vengas a Tenerife puedes alquilar un coche en AUTOS PLAZA para ir a La Orotava a ver los molinos de gofio canario todavía existentes, donde podrás comprar un poco a precio muy barato para llevar de regreso a tu casa y preparar una deliciosa merienda canaria para tus hijos: plátanos escachados con gofio como han merendado miles de niños canarios de todos los tiempos o sustituir los cereales industriales por un buen y nutritivo tazón de leche con gofio, su salud te lo agradecerá¡¡